Estamos trabajando en el documental de Loynaz.

.

LOYNAZ

Loynaz es una brevísima calle en el reparto Lawton, entre Luz y Pocito.


Enrique Loynaz y del Castillo era hijo de Enrique Loynaz y Arteaga, natural de Camaguey, que tras participar en la guerra por la independencia contrajo matrimonio en Nueva York y se asentó en Puerto Plata, Santo Domingo, donde nació Enrique Loynaz y del Castillo en 1871.

A los veinte años de edad viajó a Nueva York como representante de una compañía de seguros y allí conoció a José Martí. Después regresó a Camaguey, donde residían sus padres.

En 1894, como socio de una naciente compañía de tranvías eléctricos, embarcó hacia Nueva York para adquirirlos. Allí, de acuerdo con José Martí, escondieron 200 rifles y cerca de 5.000 cápsulas debajo de los asientos de los vehículos, que fueron introducidos a Cuba. Descubierto el cargamento por una delación, Enrique Loynaz tuvo que huir a Nueva York, de donde José Martí lo envió a Costa Rica, junto al general Antonio Maceo. Semanas después, a la salida de un teatro, el general fue atacado por una turba de españoles y Enrique Loynaz, que lo acompañaba, se defendió a tiros de los atacantes, resultando un español muerto. De manera que se vio obligado a abandonar Costa Rica y regresar a Nueva York.

Al estallar la guerra de independencia en 1895 se hallaba en Cayo Hueso y se unió a la expedición de los generales Serafín Sánchez y Carlos Roloff, que desembarcó en la isla en julio de ese año.

Combatió como ayudante del general Antonio Maceo y participó en la invasión del Occidente, y en tal circunstancia compuso el llamado Himno Invasor. Tomó parte en las más importantes batallas de la guerra y alcanzó el grado de general del Ejército Libertador. Durante la República representó a Cuba como diplomático en diversos países, hasta fallecer en 1963. Entre sus hijos, es muy conocida la poetisa y novelista Dulce María Loynaz, que preparó la edición del diario de campaña paterno. También poetas fueron Enrique, Flor y Carlos Manuel.